20/10/08

SEAN

Para hacer de James Bond se pensó en algunos
actores ya consagrados, como Richard Burton,
James Manson y Peter Finch; éstos y otros
candidatos podían ser elegantes, sofisticados, pero les faltaba un atributo indispensable: la virilidad, el sex appeal, el impacto carnal... Cuando en 1962 llegó James Bond, estas razones "carnales" contaron y mucho...
Aquella primera salida de Bond no fue el éxito
que se ha contado después.
El despegue no se produjo hasta la segunda entrega:
Desde Rusia Con Amor (1963),
y a su amparo se repuso triunfalmente la primera.
Cuando llegó James Bond Contra Goldfinger (1964),
estalló la APOTEOSIS.

Después fueron llegando OperaciónTrueno(1965), uno de los diez títulos más taquilleros de la historia del cine, y Sólo se Vive Dos Veces(1966), que no le fue a la zaga en rentabilidad. En este punto, Connery decidió cambiar de imagen. "He creado un monstruo, que puede aniquilarme como actor", declaró... Esta voluntad de cambio no era nueva. Después del segundo Bond rodó un Hitchcock que dejó indiferente al público y apasionó a la crítica especializada: Marnie, La Ladrona (1962)...

(TEXTO: TERENCI MOIX, MIS INMORTALES DEL CINE,AÑOS 60)

3 comentarios:

quéinsólito :

Y los pelos hijo...los pelos...que antes se llevaban muchísimo y quedaban muy hetero!...ahora quedan muy marica! ay que ver lo que cambian las cosas con los bears y todo su lobby!

Terry Tragame :

El Señor Connery es el mejor Bond de la historia y cuanto mas viejo mas morbo dá..... besos!!!!

Publicar un comentario en la entrada

SOUND & VISION

.