26/8/10

DESAYUNO CON CAPOTE

"Truman había oído hacía tiempo una anécdota que archivó, aguardando el momento oprtuno para utilizarla. Durante la Segunda Guerra Mundial un hombre de mediana edad se acostó con un marine un sábado por la noche y disfrutó tanto entre los brazos de aquel musculoso joven que creyó que tenía que regalarle algo para mostrarle su gratitud. Como cuando se levantaron era domingo y todas las tiendas estaban cerradas, lo único que podía hacer era invitarle a desayunar.
''¿A dónde te gustaría ir?'', le preguntó. ''Elige el sitio más caro y lujoso de la ciudad.'' Y como el marine no era de Nueva York sólo había oído hablar de un sitio caro y lujoso: ''Vayamos a desayunar a Tiffany's.''"
.
Texto: GERALD CLARKE
Polaroids: ANDY WARHOL

8 comentarios:

ruyelcid :

Madre Mía!!!!

Alucinanteeeee!
Sabía que era una película basada en la obra de Capote pero cómo se inspiró me ha dejado de boca abierta...
Eres un gran caño de agua fresca llenando de sabiduría fílmica a los "jovenes padawanes" que se bañan en tu cauce!!!

caotico_jq :

Qué fuerte, no conocía la anécdota que inspiró el título... La verdad es que lo de la inspiración es una cosa de lo más extraña, nunca sabes de dónde puede salir la chispa que prenda una idea (y lo digo por experiencia propia, como sabes).

David :

Pues yo no recordaba la anécdota, porque conocerla... Si es de la biografía de Clarke, ya la había leído. Lo cierto es que es buenísima, así que me extraña que no me quedara con ella. Está mayor en las fotos... Pero sigue teniendo estilo. Por cierto, ya he colocado una de tus entradas en Safari. Y te he mandado dos mails, pero no sé si los estoy mandando a una dirección equivocada.
Un abrazo.

PEPE CAHIERS :

De estar abierto en domingo, estoy seguro que el marino musculoso se hubiera llevado algo mejor que un simple desayuno...

Flores :

Curiosa la anecdota.
Acabo de ver un reportaje de Boliwood, pon algun cartel de alguna pelicula, tienen que ser curiosos...

miquel zueras :

Muy buena la anecdota, conozco otra sobre Capote. Cuando acababa de publicar "Local Colors" una mujer lo reconoció en un bar y le pidió que le firmara su autografo en un mslo. Capote lo hizo y un momento después se presentó el marido de esa mujer borracho como una cuba, se abrió la bragueta, se sacó el chisme y le dijo: "Yo quiero su autógrafo aquí". Capote sin inmutarse lo miró y dijo: "Lo siento pero mi nombre ahí no cabe, si se conforma con las iniciales..." Borgo.

Anónimo :

Prendiamo atto con assoluta devozione.

Mi scuso per così poche parole.

Grandi baci.


H.

Publicar un comentario en la entrada

SOUND & VISION

.